10 cosas que necesitas saber sobre el ingreso mínimo vital (IMV)

El Ingreso Mínimo Vital es una prestación no contributiva de la Seguridad Social que garantiza unos ingresos mínimos a quienes carecen de ellos. Se define como un derecho subjetivo de la ciudadanía: se recibirá siempre que se cumplan los requisitos de acceso, como ocurre con el derecho a la pensión de jubilación o la prestación por desempleo, por ejemplo. Por tanto, se garantiza que esta “red de seguridad” va a estar disponible para quien lo necesite.

1.- Requisitos del Ingreso mínimo vital (IMV): 

  • Tener entre 23 y 65 años, o 18 años si hay menores a cargo.
  • Cumplir un año de residencia legal en España.
  • Haber vivido independientemente al menos 1 año en el caso de familias y 3 años en el caso de personas solas.
  • En el caso de unidades de convivencia, haberse formado al menos 1 año antes de la solicitud.
  • Haber solicitado previamente las prestaciones a las que se pudiera tener derecho.
  • Estar inscritos como demandantes de empleo

2.- El acceso a la prestación se podrá hacer, desde el 15 de junio, mediante una solicitud de la persona interesada por los canales telemáticos que la Seguridad Social va a poner a disposición de todos los ciudadanos.

Además, también se podrá enviar la documentación por correo ordinario.

3.- la documentación necesaria para presentarlo será la siguiente:

  • Para acreditar la identidad: DNI, libro de familia, o certificado de nacimiento.
  • Para acreditar la residencia legal en España: inscripción en el registro central de extranjeros, tarjeta de familiar de ciudadano de la Unión Europea o autorización de residencia.
  • Para acreditar el domicilio en España: certificado de empadronamiento.
  • Para acreditar la existencia de la unidad de convivencia: certificado de empadronamiento lo libro de familia, certificado del registro civil, o inscripción en el registro de parejas de hecho.

4.- Esta prestación es indefinida. Esto quiere decir que se seguirá cobrando mientras dure la situación de falta de ingresos, aunque su cuantía se adaptará en el caso de aumento o pérdida de ingresos laborales o de otro tipo con los que el IMV es compatible. A partir de que sea concedida, el único control que se realizará será el del mantenimiento de la situación de falta de ingresos. Es decir, la Seguridad Social comprobará de manera regular que efectivamente esa persona o unidad familiar sigue necesitando esta prestación.

5.- La renta garantizada será de 462 euros al mes (12 pagas al año) para una persona adulta que viva sola. Cuando se trata de una unidad de convivencia esta cantidad se incrementará en 139 euros al mes por cada persona adicional, adulta o menor, hasta un máximo de 1.015 euros al mes. Además, para las familias monoparentales, se añade un complemento de 100€. Un ejemplo de la cuantía puede ser el siguiente. Una familia de 2 adultos y 2 niños tienen derecho a la cantidad de 887, si reciben otro ingreso de 387, pues tendrían que ingresar de IMV 500 euros. También se indica en la ley que en el reglamento se contemplarán incrementos en la cantidad cuando se demuestren gastos por alquiler del domicilio.

6.- La pensión es compatible con otros ingresos mientras no superes los umbrales establecidos para la prestación.

7.- Hay un patrimonio máximo para acceder a esta pensión. El patrimonio máximo permitido para poder tener derecho a percibir el IMV es de 3 veces la cuantía anual de la prestación para cada uno de los casos, restando posibles deudas que se tengan y sin tener en cuenta el valor de la vivienda habitual. El límite de patrimonio neto también aumentará según el número de personas que vivan en la unidad de convivencia. Por ejemplo, para una persona sola el patrimonio máximo será de aproximadamente 16.000 euros, y para hogares con 4 o más personas podrá ser como máximo de aproximadamente 43.000 euros.

8.- NO es necesario acreditar los ingresos ni el patrimonio. Esta comprobación la hará de oficio el INSS con los datos de Hacienda. Y no es necesario haber hecho la declaración de la renta del año anterior.

9.- Si cobro el IMV y encuentro trabajo puedo seguir disfrutando de la prestación que se reducirá al tener mayores ingresos. LA ÚNICA OBLIGACIÓN QUE TIENES ES COMUNICAR AL INSS EL CAMBIO DE SITUACIÓN. En caso contrario, es decir, pierdo los ingresos que tenía, la prestación que percibas se incrementará de manera proporcional para garantizar que tú o tu unidad de convivencia alcanza los niveles de renta garantizada por el IMV.

10.- El beneficiario del IMV también tiene derecho a la excepción de tasas universitarias por el estudio de títulos oficiales al menos durante el curso 2020/2021.

Si tienes alguna duda ponte en contacto conmigo y te ayudaré a resolverlas. 

Puntuación: 1 de 5.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: